Una propuesta p’averase a la lliteratura de la llingua que comparten asturianos, llioneses y mirandeses

Por Denis Soria

Manuel Rodríguez Rivero, historiador y crítico castellanu, vien defendiendo que la concepción d’un llibru como “clásicu” va acullá d’una clasificación ente artistes antigos y modernos. Pela cueta, falamos d’obres que, nel so ámbitu, influyeron en cómo interpretamos la historia de la nuesa lliteratura o foron determinantes nel desenvolvimientu lliterariu posterior. Güei proponémosvos 7 autores en llingua asturllionesa qu’entraríen dientro d’esta categoría, anque por supuesto, somos a meter munchos más.

1. Antón de Marirreguera (1605-1662), el primeru conocíu

Antón González Reguera, más conocíu como Antón de Marirreguera, yera un autor natural de Llorgozana (Carreño), párracu de Priendes (1634-1644) y Albandi (1645-1661) y que llegó ser Arcipreste de Carreño dende 1656.

El so poema «Cuando ensamen les abeyes» ta consideráu como la primer obra lliteraria -documentada- en llingua asturiana. Dichos versos foron presentaos y premiaos nel certame lliterariu qu’amenizó les celebraciones pola proclamación de Santa Olaya de Mérida como patrona de la Diócesis d’Uviéu pol Papa Urbanu VIII nel añu 1639. En pallabres de José María de Cossío, estilísticamente ye vistu como un puntu de transición ente’l modelu medieval y el barrocu, observándose una adaptación estructural de les fábules clásiques al rellatu oral tradicional.

Cuando esamen les aveyes

Fujendo con el calor

Ya saben u esta el cajiellu.

Santolaya fó la abeya

Que de Mérida ensamó

Enfadada que adorasen

Les fegures de llatón.

Entonces el re don Sil

Andaba en guerra feroz

Con los moros que querín

Encabezase en Lleón.

Permitiolo aquesta Santa

Que les victories yi dio,

Siendo en ellos matanzua.

Fasta que en Mérida entró.

[…]

2. Xosefa Xovellanos (1745-1807), la primer muyer escritora

De vida tráxica, esta xixonesa mudaría a Uviéu en 1788 llueu d’enviudar y perder a los sos trés fíos. Ellí dedicaríase a la formación de muyeres recluses y a obres diverses de caridá. Finalmente, ingresará nel Conventu de les Agustines Recoletes de Xixón.

Xosefa pertenez a la llamada Xeneración del Mediu Sieglu, cercana a un círculu d’escritores d’influyencia neoclásica venceyaos a la Ilustración que -con too- apostaron por un usu cultu del asturianu, como yera’l casu de Xuan González Villar o Antón de Balvidares. Na so obra lliteraria (namás cinco poemes), amuesa una converxencia amañosa ente la soca tradicional cola perspectiva ilustrada. Y ye que’l mensaxe que solíen enzarrar los sos poemes nun ye otru que la crítica al lluxu y a la idolatría.

[…]

Por aquel caminón nuevu

Que fasta Xixón llegaba,

Tantos vivientes fervín

Y tanta xente colába,

Que parecía un formigueru

Cuando daquién lu destapa.

Quixe cudiar contra min,

Si quiciaves Santolalla

Habrá baxado del Cielo

Y dirín á visitalla,

O si nes santes reliquies

S’hobíes abridu aquell’arca,

que magar Uviedo é Uviedo

Ñunca se vió despesllada.

(La proclamación de Carlos IV)

 

3. Xuan María Acebal (1815-1894), la poesía burguesa

Escultor, poeta, profesor universitariu, cofundador del diariu católicu El Carbayón (1879)… Acebal foi una figura polifacética vinculada al carlismu y al conservadurismu políticu. Mui reconocíu nel so tiempu, l’uvieín supondrá la escepción na lliteratura asturiana de la segunda metá del sieglu XIX, estancada y empapiellada nel costumismu y nun bucolismu anacrónicu que va facela incapaz de captar al públicu burgués. Según Ramos Corrada, esta sedría una de les razones poles qu’Asturies nun esperimentó un fenómenu asemeyáu a la Renaixença o el Rexurdimento.

Asina, «Cantar y más cantar» marcaría un puntu d’inflexón na lliteratura asturiana. La voz protagonista ye un asturianu que vuelve del exiliu y xube a L’Aramo pa elevar un cantu a la so patria. Un poema nel que, como Señala Cubero de Vicente, Acebal sal al pasu d’una arcaica visión llocalista enllena de complexos y trata a Asturies -por fin- como una verdadera entidá colectiva.

Pel Poniente hay les sierres de Bedures,
Que el Feniciu furó la vez primera,
Y tras elli el Romanu, que sacaba
Co les venes de sangre d’ oru vena.
Entovía se atopen les migayes
Per un llau y per utru, y per Navelgas;
Y baXando pel río á Cornellana
Cuéyenles los paisanos ente arena,
Que mezclen con el zógue y dempués lleven
Regolviéndolo xunto ‘nunca duerna.
Qué tó decir de Cangues, nin de Pravia,
De les Luiñes, Caranga y de Teberga;
De Grao, de Quirós nin de Proaza,
O sitios qu’ endayuri el güeyu viera?
Yo non tengo palabres pa esplicallo,
Y déxolo p’algunu que más sépia.

4. Enriqueta González Rubín (1832-1877), la primer novela

Orixinaria de Santianes del Agua (Ribeseya), foi collaboradora de la efímera revista lliteraria El Nalón y nel periódicu El Faro Asturiano, onde avezaba firmar como La Cantora del Sella.

Enriqueta ye enforma conocida por ser l’autora de «Viaxe del tiu Pacho el Sordu a Uviedo» (1875), nada menos que la primer novela escrita n’asturianu, concretamente nel dialectu oriental. Esta autora -a caballu del romanticismu- toma’l relevu de la lliteratura costumista y, anque ye cierto que les sos obres tienen como fondu un ambiente rural, nun lu idealiza, al aviesu recurre a la sátira pa denunciar la desigualdá social.

-¡Sima Dios! -arrespondí yo-, esa culpa non é de ellos sinón nuestra; a güen seguru que si nós jeciéramos asina cuando ellos traten de que los unviemos a Madrid de deputaos, ¡otra cosa jora! Pero dixo elli que cuando los homes que non están avezaos a vevir en palacios se van avevir a ellos, como tienen que subir tantes escaleres, hasta el jumu del cigarru los amoria y-yos desvanez la cabeza, y non pueden amirar pa baxu. Eso será. (…)

5. Fernán Coronas (1884-1939), la busca de lo ‘asturllionés’

Galo Antonio Fernández, más conocíu como “Fernán Coronas”, o “el Padre Galo” foi un relixosu nacíu en Cadavéu (Ḷḷuarca) con un conocimientu fuera de lo común sobre Historia y Llingüística, al puntu de dominar con remangu l’asturianu, el llatín, l’italianu, el portugués, el francés y l’occitanu, destacándose amás como traductor d’inglés, alemán, finés, griegu y hebréu.

Cuasi tola so producción n’asturianu faila na década de 1920, parte d’ella publicada en Rimas en astur-leonés (1928). Trátase de poesía modernista, con una temática basada na reivindicación identitaria y llingüística d’Asturies. Nesti sen, Galo foi una figura esmolecida por topar un modelu llingüísticu y ortográficu válidu pa los dialectos del asturllionés.

Güey que cruciu estrañu suelu

Mueiru de malencoliyas

Au tan los mieus esturianus?

Au tan las Estudias miyas?

L’augüina miya chorosa

Ensin gracia pa cantare

Vey trista ya amargurida

Cumu el corazón del mare!

Así respondeu l’Esva

Cun un queixúmene fondu,

[…]

6. Eva González (1918-2007), la voz del Cordal

Ye la escritora n’asturllionés más conocida de Llión. Perteneciente a la Xeneración de Posguerra, Eva nació al calor d’una familia humilde y campesina de Palacios del Sil, anque tenía un espíritu autodidacta; nun entamaría a escribir hasta los años 70, pasando -de repente- a componer cuentos y poesíes a diario.

D’estilu frescu, espresivu y espontaneu, la palaciega destacóse por adaptar los modelos rítmicos de la tradición popular oral. Al tiempu, la so temática tendrá como telón de fondu’l mundu campesín, el paisaxe y la natura, pero nel que dexa albentistate les costures del alma humana con una dulzura emocionante.

El so primer llibru, Poesías ya cuentus na nuesa tsingua (1980), tevo un impactu escomanáu, ya que yera la primer vez que se publicaba una obra lliteraria en llionés nel Altu Sil, onde se conoz tradicionalmente como pauezu. Más tarde, va asoleyar una serie d’obres en collaboración col fíu, l’académicu Roberto González-Quevedo: dende la serie «Na nuesa tsingua», escrita ente 1980 y 1990, a libros como «Poesía completa» (1980-1991), y de manera póstuma: «Cuentos completos» (2008), «Pequena enciclopedia de nós» (2011) y «Hestoria de la mia vida» (2018).

Los xeitos de la mia tierra,

Las cousinas del mieu pueblu

Hai que las contar aspaciu

Dando-ys gracia ya xeitu.

7. Amadeu Ferreira (1950-2015), el faru de Miranda

Al empar qu’en Llión, na Tierra de Miranda la producción lliteraria na nuesa llingua ye enforma tardiega y malpenes escomienza en 1940. De magar entós, l’escritor que meyor encarnó la renovación y el tránsitu a la modernidá foi Amadeu Ferreira. Nacíu en Sendín, esti abogáu, profesor de la Universidá de Lisboa y políticu va ser ún de los actores principales del movimientu de revitalización del asturllionés nesta pequeña comarca de Portugal, ocupando la presidencia de l’Associaçon de la Lhéngua i Cultura Mirandesa.

Entamó a escribir dende los años 70 por influyencia d’Antonio Mourinho, sobremanera poesía, resultáu non d’una inspiración espontánea, sinón d’un trabayu llargu y escrupulosu: «Cebadeiros», «Ars Vivendi / Ars Moriendi» y «Norteando»; y prosa, «La bouba de la Tenerie / Tempo de Fogo», «Cuntas de Tiu Jouquin», «Ditos Dezideiros / Provérbios Mirandeses» o «Belheç».

Otramiente, Amadeu foi mui reconocíu pol so llabor como traductor pal dialectu mirandés del asturllionés: «Ls Quatro Eibangeilhos», «Ls Lúsiadas», «Mensaige», dos aventures de «Astérix» y obres d’Horacio, Virxilio y Cátulo, ente otros.

«Hai un tiempo para nacer i un tiempo para un se morrer. L’alma nun puode bolar pa l cielo. Senó, cumo podien nacer cousas nuobas? Essa ye la rucerreiçon de las almas: son bidas nuobas. Son bichicos, arbicas i todo l que bibe. Ye por esso que fázen mui mal an anterrar las pessonas ne l semitério: habien de las anterrar pul campo para ajudar las almas a nacer. Assi, Dius, seia quien fur, ten muito mais trabalho.»